Login | Register
Lost Password

A password will be emailed to you.

 

El Villarreal pierde ante el Celta (0-2) un partido marcado por el lanzamiento desde un vomitorio de un bote de gas lacrimógeno

El Madrigal fue evacuado parcialmente después de que, en el minuto 88, un objeto con gas lacrimógeno obligara a los jugadores y a los aficionados a abandonar eventualmente el estadio. "Ha sido un acto vandálico", explicó el presidente del Villarreal, Fernando Roig.

"Alguien lo ha lanzado desde el vomitorio y ha salido corriendo. Alguien que ha venido a hacer daño al Villarreal. Era algo parecido a lo que utiliza la policía en los antidisturbios: hay que soltar la anilla y lanzarlo. Estaba totalmente programado", añadió el dirigente. Había 16.000 espectadores, conminados por la megafonía del club a instancias de la policía para que desalojaran el estadio.

"Nos picaba la garganta y los ojos", se quejó un aficionado. El objeto fue lanzado al césped desde el fondo donde estaba el portero del Celta, Yoel. El meta salió corriendo, con los ojos llorosos, camino del vestuario, lo mismo que todos sus compañeros.

El conjunto vigués ganaba el encuentro 0-1, gol de Orellana de cabeza anotado poco antes. El público ya se había marchado mayoritariamente cuando los dos equipos regresaron al terreno de juego para reanudar los minutos que faltaban. La gente se marchó ordenadamente y sin producirse ningún incidente.

Finalmente, el encuentro se reanudó, ya casi sin espectadores en las gradas. En esos pocos minutos que quedaban por disputarse, el Celta volvió a marcar y celebró la victoria por 0-2.

►  EFE

¿Te ha gustado? Compártelo:
%d personas les gusta esto: